¿Cómo se gestionan los datos de un CRM?

El sistema CRM ayudan a recopilar información valiosa para la atención a clientes y también para el márketing de la empresa. Estos datos pueden ser utilizados tanto por los directivos como por las diferentes áreas de ventas, atención a clientes y marketing.

La gestión del sistema de CRM se realiza a través de plataformas tecnológicas, pero no en todos los casos se administran de la misma forma. Hay dos formas de gestionar este tipo de software: online y on-premise.

La gestión on-premise, o que podríamos llamar gestión en el punto o gestión local, es cuando el sistema CRM es administrado dentro de la propia empresa, a través de su infraestructura y servidores propios, por lo que la información permanece y se gestiona sin conectarse al exterior.

Cuando hablamos del CRM online, nos referimos a un CRM en la nube, es decir, al que se puede conectar, gestionar y manejar a través de Internet.

Las principales diferencias es que mientras que el CRM en la nube puede ser consultado en cualquier lugar y hora del día, y los 365 días del año, el sistema on-premise sólo puede consultarse dentro de la empresa y cuando se tiene acceso en horas y días laborales.

Además, el CRM on line, permite obtener datos automatizados que pueden compararse fácilmente con otras bases de datos, además de la facilidad de sincronización entre dispositivos.

A esto podemos agregar la ventaja de que un sistema CRM en la nube, puede contar con sistemas de inteligencia artificial, que de manera automatizada pueden entender las necesidades de cada cliente, predecir sus gustos o necesidades futuras, enviar propociones personalizadas, y en general, gestionar la atención al cliente, de manera eficiente y con menor uso de recursos, lo que se traduce en una mayor productividad de la empresa.

¿Qué otras ventajas tiene el CRM en la nube?

Además de poder ser consultado en cualquier momento y desde cualquier lugar, un sistema CRM gestionado en la nube implica menores costos, ya que los proveedores de los servicios constantemente actualizan sus sistemas de seguridad y protección de datos, lo que implicaría un gasto constante de la empresa en actualizaciones y servicio técnico en el caso de un sistema on-premise.

A esto debemos agregar que se ahorra el mantenimiento de los servidores. El sistema en la nube tiene servidores que se actualizan constantemente, habitualmente respaldados de forma automática y al repartir el costo de mantenimiento entre todos sus clientes, permite que la aportación no sea notable para el cliente, por lo que su costo no es notorio a la hora de pagar por el servicio.

Con estas ventajas mencionadas, resulta que tanto la inversión inicial como el pago del servicio son mínimos, con la disponibilidad máxima, desde cualquier parte, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, lo que lo que representa un gran ahorro en comparación con los sistemas de gestión interna y una gran ventaja para la empresa.

Esto lo podemos apreciar en las diversas soluciones que ofrecen empresas como Salesforce, que explica todas estas características.

Un CRM en la nube y un sistema CRM ofrecido para satisfacer las necesidades de cada cliente, resulta una ventaja competitiva para implementar un sistema CRM económico y eficiente, útil tanto para pequeñas como para grandes empresas.

A diferencia los sistemas CRM empresariales, existen sistemas especializados para diferentes industrias, por ejemplo, el Software Dental Odontalify realiza las funciones de un CRM dental, además de muchas otras funciones para administrar una clínica dental.